castelo vide El LugarAndanças regresa à la Presa de Póvoa e Meadas

Es un regreso a la naturaleza, en un espacio que inregra el Parque Natural da Serra de S. Mamede, donde la geomorfología y las condiciones climáticas son el origen de una significativa biodiversidad. En una zona privilegiada, de belleza singular, con sus valles encajados, las crestas cuartzíticas imponentes, la fauna, la flora, y muchas fuentes de agua, también se pueden encontrar diversos elementos y conjuntos de alto valor cultural donde es notable la presencia de un vasto patrimonio construido, revelando la acción del hombre desde los tiempos más remotos.

Tenemos como ejemplo, además de los numerosos vestigios arqueológicos, otras construcciones bien integradas en el paisaje, como los bancales existentes en las laderas más inclinadas; los muros de piedra con junta seca, usados en la delimitación de caminos y propiedades rurales; las eras donde se secaban los cereales; los lagares usados en la fabricación de aceite; los pozos y respetivas norias; los hornos, las ermitas, las casas tradicionales y numerosos apoyos agrícolas (las chozas y los chafurdões), que sirven ahora para el Espacio Niños y de Oficina de Comunicación en Andanças, por ejemplo.

Relativamente à flora, a paisagem é povoada por sobreiros, azinheiras e zonas cultivadas de oliveiras e vinhas. Voltadas a norte, as encostas têm características atlânticas, mais sombrias, com maiores índices de humidade, onde prevalece o carvalho negral e o castanheiro. Estes apresentam grande valor patrimonial por serem determinantes para a conservação da natureza.

Con respecto a la fauna, existen numerosas comunidades de aves: algunas consideradas raras, como la cigüeña negra, el águila-de-bonelli y el grifón; y otras más comunes, como el gavilán, el águila-cobreira, el cernícalo-gris, el azor, el circus, el búho real y la lechuza-do-mato. En su conjunto, las especies detectadas en el concelho representan más de la mitad de las consideradas como nidificantes en el país. Es aún, posibles observar una gran variedad de mamíferos, como: el jabalí, el ciervo, el tejón, el turón, la mangosta, caballos, el gato salvaje, el zorro y el conejo.

La presa de Póvoa y Meadas se sitúa a unos 11 km al noroeste de Castelo de Vide. Fue construida en 1927 para la producción de energía eléctrica, siendo la primera hidroeléctrica del país.

Su albufeira es alimentada por la más larga ribera del municipio, la Ribeira de Nisa, y por otros pequeños cursos de agua. Su área es de aproximadamente 236 hecatres y 6 kilómetros de longitud. El lecho de la albufera se caracteriza por la existencia de afloramientos rocosos graníticos que contribuyen a un escenario único.

En el entorno de la presa se pueden visitar decenas de monumentos arqueológicos y otros de carácter más etnográfico, en particular sepulturas rupestres de diversos períodos (excavadas en la roca o de losas) algunas formando necrópolis, antas, un puente medieval, chorros, chozas, eiras, noras, lagariças). Es también una zona privilegiada para la observación de especies ligadas al medio acuático, aves, anfibios y reptiles, algunas en vías de extinción (como la nutria y la cigüeña negra).

El pueblo de Póvoa e Meadas se encuentra a 12 kms al noroeste de Castelo de Vide y integra un territorio poblado desde tiempos remotos, como demuestran los numerosos vestigios arqueológicos de prácticamente todas las épocas, desde el Paleolítico hasta la actualidad.

 

Se encuentra en una llanura, a aproximadamente 350 m de altitud, predominantemente cubierta por montes de alcornoques, olivares, áreas agrícolas y formaciones ribereñas. Constituyendo, en la época, un concelho autónomo, es actualmente la única freguesia que no forma parte de la villa de Castelo de Vide.

 

Se cree que fue fundada por los Templarios hacia los siglos XIII y XIV, en torno a la actual Iglesia de la Misericordia (s. XVI a XVII).

 

El núcleo urbano fue construido a lo largo de eje de la carretera principal que une Castelo de Vide a Montalvão. También creció junto a la carretera que nos lleva a Nisa y en sentido contrario, la que une con el concelho de Marvão. Resultó, entonces, una aglomeración poco compacta y de brazos muy extensos.

 

De los símbolos del comunitarismo el que más tiempo resistió fue el Forno da Passagem, horno comunitario del que aún se conserva el acceso que le dio nombre y que, además de para cocer el pan, servía para calentarse en las noches de Inverno a aquellos que volvían del campo y allí se sentaban, antes del regreso a casa.

 

Se destacan aún algunos elementos patrimoniales de referencia como: la antigua Torre Municipal, las diversas iglesias y capillas, las numerosas fuentes, el Sobreiro y la Anta del Pai Anes y otros vestigios arqueológicos de entre los cuales destaca el Menir de la Meada, el mayor de la Península Ibérica.

 

Ubicada en la vertiente norte de la sierra de S. Mamede, entre 540 y 600 metros de altitud, encuentra la histórica y bucólica villa de Castelo de Vide.

 

Castillo de Vide se desarrolló a partir del siglo XIII, teniendo como origen la cumbre donde se encuentra el castillo y la ladera sur adyacente, denominada actualmente por «Canto da Aldeia». Se presenta como un conjunto urbanístico único y muy característico, poseyendo valores arquitectónicos, históricos y culturales impares que vale la pena conocer, destacándose la Arquitectura Militar y Religiosa. Es el caso del Castillo (siglo XIII a XVI) y el respetado Burgo Medieval, así como el resto muralla abaluartada setecentista y el Fuerte de S. Roque (siglo XVII a XVIII), junto al cual encuentra el recinto principal del Festival Andanças 2018 Son innumerables los edificios de carácter religioso. Exceptuando la Sinagoga (anterior al siglo XIV), todas las demás iglesias y capillas son católicas. De destacar la Iglesia Matriz de Santa Maria da Devesa (siglo XVIII a XIX), ubicada en el centro de la villa en la Plaza D. Pedro V, y la Iglesia de la Sra. da Alegria (siglo XVII). De toda la villa podemos ver allá arriba la Ermita de Nossa Senhora da Penha (siglo XVI), cuyo paseo recomendamos a todos los que no quieren perder la mejor vista de Castelo de Vide y la puesta del sol en la meseta alentejana.

Sugerimos el paseo en el antiguo barrio judío de calles empinadas y floridas en torno a la Sinagoga, recientemente transformada en Museo, donde mejor se puede percibir la herencia judía que nos ha llegado a los días de hoy. Y te desafiamos a descubrir todas las puertas ogivales, de aquella que es la segunda mayor colección de puertas ogivales (siglo XIV a XVI) del mundo ubicadas en la ladera del castillo.

Castelo de Vide es la villa de las fuentes. A pesar del calor, puede refrescarse y beber agua en varios rincones. Una de las fuentes más frescas está ubicada junto al Olival de la Mealhada, la Fuente de la Mealhada, donde puede llenar su taza e incluso mojar los pies. La Fuente da Vila es el ex libris de esta localidad, tanto por su valor artístico, como por el ancho donde se encuentra situada (Largo Dr. Frederico Laranjo). También puede pasar en la Fuente de Ourives, al centro del Largo Capitão Fernando Salgueiro Maia y volver a llenar su taza. Te desafiamos a descubrir las innumerables fuentes de esta villa pues todavía hay bastantes más para encontrar. Y si el calor aumenta, le sugerimos que un baño refrescante en las Piscinas Municipales de Castelo de Vide, ubicadas a 5 minutos del Recinto Principal de Andanças.

Marvão

 

Situado a 12 kms se encuentra el pueblo de Marvão, un de las más impresionantes de la región debido a su ubicación encima de la Sierra de Sapoio, a una altitud de 860 metros. De Marvão a la antigua ciudad romana de Ammaia son sólo 6 kms de distancia para visitar el que es uno de los más importantes vestigios de la civilización romana, en el norte de Alentejo. De camino a Marvão sugerimos una parada refrescante en la Piscina Natural de Portagem, una pintoresca población rural del pueblo de San Salvador de Aramenha, bañada por el río Sever.

 

Portalegre

 

A 20 kms de distancia, encontrarás Portalegre, capital de Distrito, donde vale la pena visitar la Catedral, el Museo Municipal, la Casa Museo José Régio, el Museo de la Tapicería, entre otros de los cuales destacamos el Castillo.

 

Nisa

 

Una vez en la Presa, estarás a 12 km de Nisa. De orígenes muy antiguos, encuentras en Nisa un vasto Patrimonio, como el que aún queda del Castillo del siglo XIII, las Puertas de la Villa que aún quedan de las seis originales (la de la Villa y la de Montalvão), las Iglesias Matriz del siglo XV y de la Misericordia del siglo XVI (con un interesante Museo de Arte Sacro), las Capillas del Calvario del siglo XVII y la de Nossa Senhora dos Prazeres del siglo XVI, o la interesante Anta de S. Gens, integrada en un conjunto de cuatro monumentos megalíticos. En el alto, a unos 3 km, se ve la Ermita de Nossa Senhora da Graça, con su mirador de vistas imperdibles para la meseta alentejana. Y no debes salir de la villa sin probar los típicos quesos de oveja.

 

Si desea continuar el itinerario histórico, podrás visitar las hermosas villas del Crato y Alter do Chão, a 27km y 46km de Castelo de Vide respectivamente.

 

Más informaciones sobre la region y los puntos de interés aqui.

Partilhar
  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
©2019 Copyright, todos los derechos por PédeXumbo
Volver arriba